25Feb
Presume de sonrisa

Una buena higiene bucodental proporciona una boca saludable:

  • Dientes limpios y sin restos de alimentos.
  • Encías de un color rosado, sin dolor y sin sangrado.
  • Sin halitosis (mal aliento).

Los síntomas más evidentes de aparición de una caries son sensaciones dolorosas al consumir alimentos muy dulces, muy fríos o muy calientes. El tratamiento de la caries es lo que se conoce como empaste. Consiste en la remoción de las bacterias del interior de la caries y la sustitución del material dentario perdido con composites (empastes en blanco) o con amalgamas (empastes en plata). Es importante saber que la caries es una enfermedad infecciosa (puede contagiarse de diente a diente) provocando la destrucción progresiva de la estructura dental.

Cuando la enfermedad afecta a los tejidos que rodean los dientes hablamos de enfermedad periodontal que se origina por la acumulación de placa bacteriana en la región de los cuellos de los dientes causando inflamación e irritación. Si estamos en una fase incipiente de la enfermedad hablamos de gingivitis, que es la inflamación de las encías, debido a un deficiente cepillado bucal, que causa el crecimiento de bacterias. Estas bacterias forman lo que se conoce como placa dental o placa bacteriana. Aunque la causa número uno de la gingivitis es la placa bacteriana, también existen otros factores que favorecen la inflamación y el sangrado de las encías como los anticonceptivos orales, el embarazo, la falta de vitaminas y los bloqueantes de calcio. Cuando la gingivitis pasa a un estadio más avanzado se convierte en periodontitis. Esta enfermedad se conocía antiguamente como piorrea y se caracteriza por la destrucción progresiva de los tejidos que soportan el diente. Sus signos clínicos son el sangrado gingival, seguido de movilidad dental y, en ocasiones, secreción de pus.

Para prevenir/tratar la gingivitis y evitar las caries debes de:

  1. Cepillarte los dientes después de cada comida.
  2. Utiliza hilo interdental, enjuagues bucales e irrigadores.

También puede aparecer  enfermedad, ulceraciones/aftas, en los tejidos blandos de la boca: encías, mucosa oral y lengua. Su aspecto es el de una mancha blanquecina redonda con una areola roja. Es común que se formen sobre el tejido blando, particularmente en el interior del labio o mejilla, sobre la lengua o en el paladar y, raramente en la garganta. Las más pequeñas y leves suelen aparecer en grupos, y usualmente desaparecen a los diez días sin tratamiento y no dejan secuelas. Las causas de las aftas no se conocen con exactitud, pero se sabe que el factor emocional: los estados de nerviosismo o angustia influyen en su aparición. También pueden estar provocadas por lesiones, infecciones, estrés, ciertos alimentos, predisposición genética y cambios hormonales en las mujeres.

Aunque no hay cura definitiva para las aftas, existen ciertas medidas para la prevención y alivio del dolor:

  1. Buena higiene bucal.
  2. Alimentación blanda y fría o templada. Los alimentos picantes y calientes acentúan el dolor.
  3. Evitar las lesiones en las mucosas de la boda: masticar despacio los alimentos, para no morder el interior de los labios ni mejillas.
  4. Usar enjuagues orales con antisépticos y analgésicos.
  5. Utilizar sprays o gel/crema con ácido hialurónico para favorecer la cicatrización.
  6. En casos concretos, el especialista receta algún medicamento tópico para aplicar directamente sobre las aftas.

№1 продвижение бизнес сайтов, раскрутка сайта, Харьков и гугл продвижение сайта, Продвижение и раскрутка сайта в интернете

Продвижение сайта в Яндекс с оплатой за ТОП или траффик – гарантии. и веб раскрутка: Веб-студия &quot,Greenstile&quot,, разработка, создание, продвижение управляемых сайтов &quot,под ключ&quot, для малого и среднего бизнеса. Мы заставим ваш сайт приносить вам доход!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *